0 0
0 0
Read Time:1 Minute, 49 Second

Los efectos físicos del fenómeno han sido estudiados durante mucho tiempo por los científicos, pero sus implicaciones sociales, especialmente la del bostezo contagioso, aún no se han investigado en su totalidad.

Bostezar podría ser más que un organismo animal o humano que intenta regular la temperatura de su cerebro o aumentar la conciencia, sugiere una investigación reciente.

También podría ser un mecanismo evolutivo desarrollado por varias especies de vertebrados para mantener el estado de alerta grupal, concluyó Andrew Gallup, biólogo evolutivo del Instituto Politécnico de SUNY en Nueva York, después de revisar docenas de artículos de investigación sobre los posibles aspectos sociales del fenómeno.

El proceso de bostezar en sí mismo es un reflejo físico no intencional. Sin embargo, algunos animales aparentemente se han adaptado para interpretarlo como una señal reveladora de que algo les está sucediendo a sus hermanos: que cambia de estado, como quedarse dormido o despertarse, que la temperatura de su cerebro está aumentando o que experimenta estrés o reducción de la excitación cerebral, simplemente hablando de que está cansado.

El bostezo se desencadena en un intento de regular el estado físico del organismo y devolverlo a la homeostasis. Pero, para otros representantes de la misma especie, al menos para los que viven y actúan en grupo, es una señal de que su compañero está cansado y no alerta ante un posible peligro. Por lo tanto, se vuelven más alertas, lo que hace que el grupo esté más preparado para reaccionar ante peligros potenciales, sugirió Gallup en su investigación.

Cuando se trata de bostezos contagiosos, los científicos creen que las neuronas espejo están involucradas, células cerebrales especiales que reaccionan a las acciones observadas de otros. Cuando se trata del significado social, Gallup alegó que el bostezo contagioso, cuando otros miembros del grupo comienzan a bostezar después de ver a otro miembro de su especie e incluso de especies diferentes hacer lo mismo, aumenta la sincronía motora y puede ocurrir si observar los cuerpos de los animales también requiere un cierto grado. de regulación para lograr la homeostasis.

El bostezo contagioso también debería aumentar el estado de alerta del grupo en general, como es el caso cuando ahora hay contagio, agregó Gallup.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %